Pontevedra

lunes, 5 de marzo de 2012

RUTA DO SALNÉS

Camino de Pontevedra a O Salnés

Se trata del camino tradicional que unía a la ciudad del Lérez, Pontevedra con O Salnés antes de la construcción del puente de A Barca, y hay registros históricos de ella desde el siglo XVIII.
  • Con un total de 43, 2 kilómetros, se ha estructurado en dos etapas, con una duración media de cuatro horas y que permiten disfrutar del paisaje de las rías pontevedresa y arousana.
  • La primera comienza en el puente de O Burgo para seguir por el Camino Portugués a Santiago hasta Pontecabras - Alba y allí se desvía hacia O Salnés. Luego, transcurre por Campañó, el monasterio de Poio, baja a Combarro, y continúa subiendo el monte Castrove  por la capilla de la Virxe da Renda con bellas vistas de la Ría de Pontevedra hasta alcanzar el monasterio de Armenteira. En este punto, se está construyendo  una posada para los senderistas.
  • El segundo tramo une Armenteira y Vilanova, con 23, 6 kilómetros, y discurre por la Ruta da Pedra da Auga, los molinos de Ribadumia, Barrantes, la Ruta do Umia, Pontearnelas, la Ruta Valleinclanesca y Tremoedo hasta la playa de O Terrón, para finalizar en la localidad arousana. Como valor añadido, desde Vilanova cabe la posibilidad de realizar la Ruta Marítima a Santiago hasta Pontecesures y enlazar allí el Camino Portugués a Compostela.





    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DIA de UVAS e MILLO

    “Dise que no seu peregrinar por terras galegas, o Apóstolo Santiago fixo unha parada nunha casa situada na Santiña, próxima a ponte do Burgo. En agradecemento pólas atencións recibidas, cando se despediu dixo aos propietarios que o terreo que forma parte da casa que lle deu hospedaxe que este campo sería o que daria os primeiros froitos e que madurarían o dia que se conmemorase o seu morte. O ´milagre´ parece ser que se produciu segundo as indicacións do santo, xá que os froitos maduran antes do tempo no terreo onde di a tradición que descansou Santiago. Desde entón , a devoción foi en aumento e todos os anos se recorda este feito cunha procesión na que a imaxe sae da igrexa a ombros dos fieis e fai unha parada no terreo no que a tradición di que descansou o Apóstolo.Unha vez alí un dos membros da familia coloca um acio de uvas e unha rama de millo a xeito de ofrenda. A imaxe do santo regresa logo á igrexa, aínda que antes os asistentes son invitados a viño e rosca, como é tradicional.” ( Diário de Pontevedra 24/7/2011)

    Ver reportaxe fotográfico

    Flecha Amarilla

    Flecha Amarilla

    LA FLECHA AMARILLA, LA FLECHA DE LA SOLIDARIDAD

    LA FLECHA AMARILLA, LA FLECHA DE LA SOLIDARIDAD

    Bajo la flecha amarilla no figura logo alguno, ni de empresas ni de instituciones: su único patrocinador ha sido la solidaridad. Por eso es una marca sencilla, sin pretensiones, elaborada con pintura barata de un modesto amarillo que no ha querido hacerse de oro en ese gran negocio colectivo que tienta todo lo vinculado con la Ruta Xacobea. Simplemente está ahí, trazada no se sabe por quién, en todos aquellos lugares donde los peregrinos corren riesgo de despiste.



    Elías Valiña, cura de O Cebreiro, fue el inventor de la marca, pero lejos de reclamar derechos de autor, los suyos han recibido como herencia la obligación de mantener la flecha. Pilar A. Valiña (Sarria, 1955), su sobrina, habla orgullosa de ese legado: "En sus últimas voluntades, pidió a la familia que nos encargásemos de la señal". Y así lo hacen, con la colaboración de las asociaciones de amigos del Camino.



    Elías Valiña fue destinado como párroco a O Cebreiro en 1958. El sacerdote llegó a una casa rectoral en muy mal estado que hacía las veces de hospedería, y oficiaba en un templo con suelo de madera. Valiña hizo la tesis sobre el Camino de Santiago, lo que despertó su interés por la ruta.



    Elías Valiña impulsaba cambios desde la aislada Pedrafita que se extendían a toda la ruta. En sus conversaciones con los peregrinos, recibía quejas sobre lo difícil que era no perderse, por lo que decidió tomar cartas en el asunto. Compró a bajo precio pintura sobrante de las obras de señalización de carreteras, cargó los botes en su coche un dos caballos Citroën y partió hasta Roncesvalles, (de ahí el color amarillo). Luego, desde Saint Jean Pied de Port, regresó por el Camino Francés, parando en todos aquellos lugares donde uno podía dudar y tomar la senda equivocada. En ellos, pintaba una flecha amarilla, volviendo todos los años a hacer el viaje para repasar las marcas.



    Durante años, Elías Valiña dedicó todos sus esfuerzos al Camino. De su mano nacieron muchas asociaciones de amigos del Camino, que hoy colaboran en la conservación de la flecha amarilla. Pero han surgido, además, los que no colaboran: la flecha ha sido víctima de la picaresca, y no falta quien imita la señal cambiando la dirección para desviar a los caminantes a mesones y hospedajes.



    La flecha amarilla se convirtió en el símbolo de los peregrinos del Camino de Santiago y hoy podemos verla en muchos lugares de Europa, por donde pasa un Camino hacia Santiago.







    EL TIEMPO METEOROLÓGICO EN EL CAMINO PORTUGUÉS

    Si quieres conocer el tiempo que vas a tener en los próximos días en el Camino Portugués entra este enlace